Principal » El Blog » Respirar con el cosmos

Respirar con el cosmos

La meditación se basa en la meditación guiada de Thich Nhat Hanh sobre la “Práctica: contemplar la vida ilimitada” en su libro, El Arte de Vivir.

Meditación guiada.
 

Inspirando, veo en mí el elemento tierra, el elemento aire. Veo nubes, nieve, lluvia y ríos en mí. Veo en mí la atmósfera, el viento y los bosques, veo en mí montañas y mares. Veo la tierra en mí.

Espirando, sonrío a la tierra en mí. Soy uno con la madre Tierra, el más bello planeta del sistema solar.

  • Madre Tierra en mí,
  • Sonrío al más bello planeta del sistema solar.

Inspirando, veo el elemento luz en mí. Estoy hecho de luz; estoy hecho de Sol. Veo esa estrella como una ilimitada fuente de vida, nutriéndonos a cada momento. El buda Shakyamuni era hijo del padre Sol; también lo soy yo.

Espirando, sonrío al Sol en mí. Soy el Sol, una estrella, una de las más bellas estrellas de toda la galaxia.

  • Soy hijo del Sol,
  • Soy una estrella.

Inspirando, veo a todos mis antepasados en mí: antepasados minerales, antepasados vegetales, antepasados mamíferos y antepasados humanos. Mis antepasados están siempre presentes, vivos en cada célula de mi cuerpo, y yo contribuyo a su inmortalidad.

Espirando, sonrío a la nube en mi té. Una nube nunca muere. Una nube puede convertirse en nieve o lluvia, pero nunca en nada. Yo también contribuyo a la inmortalidad de la nube.

  • Soy mis antepasados,
  • Contribuyo a la inmortalidad de mis antepasados.

Inspirando, veo en mí estrellas y galaxias. Soy conciencia manifestándose como universo. Estoy hecho de estrellas y galaxias.

Espirando, sonrío a las estrellas en mí. Contribuyo a la inmortalidad de las nubes, la lluvia, las estrellas y el universo.

  • Sonrío a las estrellas y a las galaxias en mí,
  • Contribuyo a la inmortalidad de estrellas y del universo.

Inspirando, veo que nada se crea, nada se destruye; todo se transforma sin cesar. Veo la naturaleza de no-nacimiento y no-muerte de la materia y de la energía. Veo que nacimiento, muerte, ser y no-ser son tan solo ideas.

Espirando, sonrío a mi verdadera naturaleza de no-nacimiento y no-muerte. Estoy libre de ser y de no-ser. No hay muerte; no hay temor. Toco el nirvana, mi verdadera naturaleza de no-nacimiento y no-muerte.

  • Nada se crea. Nada se destruye,
  • Estoy libre de ser, estoy libre de no-ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *